La introducción de los drones mensajeros al mundo

Debido a la alta demanda de los drones, cada vez se inventan más formas de utilizar estos aparatos en el ámbito comercial. Últimamente han habido varias empresas importantes a nivel internacional como Amazon, Google, Domino’s Pizza, y otros, que han creado proyectos donde los drones son los principales protagonistas. A continuación te mostraremos algunos de estos proyectos.

Algunos proyectos que usan drones mensajeros

Amazon propuso la idea de hacer entrega de sus productos en Estados Unidos por medio de un dron de 8 hélices (Octocopter) a nivel nacional, soportando una carga máxima de 2,5 kilogramos por entrega. Esto facilitaría en gran manera la entrega de los productos, tomando cuenta que el 86% de las entregas pesan menos de 2,5 Kg. Además, los pedidos, según el CEO de Amazon, Jeff Bezos, los pedidos se entregarían al cabo de 30 minutos. Éste mismo asegura que será lanzado oficialmente pronto.

Lo que pasa es que en Estados Unidos, las leyes de la FAA (Administración Federal de Aviación en español) son el principal obstáculo para ejercer este servicio. En cuanto a lo técnico, si parece estar en una etapa de desarrollo serio. Es más cuestión de legalidad que de funcionalidad. Si esto se legalizara, no hay duda de que será bien recibido por la mayoría del público.

Google fue el primero de estas grandes compañías en recibir el visto bueno en su método de entrega de productos, por medio del “Project Wing”. Firmó un contrato con la empresa de comida mexicana Chipotle, para hacer entrega de burritos, por ahora sólo dentro de la Universidad Virginia Tech. Esto funcionará sólo unas semanas. El dron flota a unos 7 metros sobre un objetivo, protegido por una red, donde baja el burrito por un cable hasta que llegue al suelo. Sin duda, son muy suertudos los estudiantes de esta universidad.

La otra empresa que ya empezó a hacer uso de drones para repartición, es Domino’s Pizza. Ya el proyecto fue puesto en marcha en Nueva Zelanda, y con luz verde del gobierno y una prueba exitosa. Hace prácticamente lo mismo que el dron que utiliza el Project Wing, pero este dron es mecánicamente diferente, pues este es un hexacóptero (dron de 6 hélices), mientras que el dron que utiliza Google es una especie de avión con hélices. El dron repartidor de pizza volaría hacia la localización del cliente, y lentamente bajará el producto mediante un sistema de cuerdas como el de una grúa, hasta que aterrice suavemente en el suelo. Según el CEO de Domino’s Pizza Enterprises (el franquiciador de Domino’s Pizza en Australia, Japón, Alemania, Países Bajos, Nueva Zelanda y Bélgica), Don Meij, este proceso no tardaría más de 30 minutos. Por ende, un servicio muy práctico, y sobre todo rápido.

¿Hasta dónde llegará esta tecnología?

No lo sabemos. Pero en vista de que técnicamente estos proyectos son posibles, podemos considerar el hecho de que en pocos años ya sean un método de entrega bastante común a nivel internacional.

Opina Ahora o Calla Para Siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *