Lleva tu imaginación más allá con los drones a prueba de agua

Se puede decir que los drones son uno de los artefactos eléctricos más populares que existen hoy día. Y ahora, ni siquiera el agua pondrá un límite a las aventuras que podrás realizar con un dron. ¡Y es que ya puedes encontrar drones resistentes al agua en el mercado! Incluso, hasta hay drones que pueden sumergirse en el agua, ¡pero sin perder sus propiedades de vuelo! Sin duda alguna, ahora tu imaginación y creatividad no tendrá límites.

Más información sobre los drones a prueba de agua

Primero que nada, para que el dron no se dañe con el agua, necesita un sistema de protección a los componentes eléctricos. Y así es. Su fuselaje no es un simple chasis, sino que tiene los componentes en su interior sellados herméticamente. Por supuesto, se puede destapar.

Mientras otros sólo flotan en la superficie del agua, otros se deslizan sobre el agua como lo haría un esquí, pero hay otros que llegan más lejos: se sumergen debajo del agua, como lo haría un buzo. Esta función lleva la exploración por medio de drones a otro nivel, conllevando una experiencia más divertida y con amplios parámetros.

Los drones acuáticos, en su mayoría, contienen cámaras incorporadas, o vienen con un gimbal para poder conectar una cámara en él. Por supuesto, tiene que ser una cámara que sea a prueba de agua también, como, por ejemplo, una cámara GoPro.

Aunque la mayoría de estos drones son controlados por medio de su propio control remoto, otros son comandados por medio de un Smartphone o tablet, mediante la aplicación que se indique.

Todos los drones que tienen la capacidad de sumergirse poseen FPV (Vista en Primera Persona), que en términos sencillos, es la transmisión de imágenes que capta la cámara del dron a la pantalla del control remoto o al dispositivo electrónico, en directo. Así, puedes hundirte y explorar el mundo acuático sin tener que moverte de donde estés. Además, hay algunos modelos que pueden seguir un trayecto trazado por el usuario previamente.

Recomendaciones

Si quieres adquirir un dron a prueba de agua, te recomendamos que tenga una buena capacidad de batería, ya que entre más tiempo de autonomía tenga, más tiempo podrás maniobrar el dron. Claro, todo dependerá de tu necesidad y de tu capacidad económica.

Dado que la resistencia al agua se debe a lo cerrado que se encuentran los componentes dentro del fuselaje, si lo tuviste que destapar, te recomendamos asegurarte de sellarlo fuertemente para evitar que logres dañar accidentalmente el dron.

Experiencias inolvidables

De seguro te resulta emocionante la idea de explorar las aguas con un dron, ya sea sin mojarte, o mejor aún, a tu lado. Llevar un dron acuático contigo a bucear, surfear, nadar, o cualquier otro deporte acuático, será una experiencia muy divertida y entretenida, ya que, no sólo te acompañará a lugares donde no cualquier dispositivo electrónico puede, sino que hasta puede capturar imágenes y videos que quedarán para el recuerdo.

 

Opina Ahora o Calla Para Siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *