Los versátiles drones industriales

Los drones se usan cada vez más en el ámbito laboral. Estos cada vez más sustituyen la obra de algunos trabajadores en labores como inspección de infraestructuras industriales, residenciales, estructuras de redes eléctricas, y de obras grandes. Pero esto conlleva muchas ventajas, tanto para el empleado que pierde el trabajo (por muy irónico o cruel que suene), como para la empresa que esté llevando a cabo la obra, o que sea propietario de la infraestructura. Veamos por qué.

¿Qué beneficios tiene el uso de drones en estos ámbitos?

Primero que nada, recordemos que los drones son aparatos voladores no tripulados, y existen algunos que hasta pueden volar por medio del piloto automático, mientras que la mayoría de los drones reciben comandos directamente desde un control remoto. Tomando en cuenta esto, te damos la primera razón por la que el uso de estos drones es un beneficio: protegen al trabajador de sufrir riesgos posibles, que son mejores evitar. Por ejemplo, en el reparo o mantenimiento de una red eléctrica. Un técnico humano pudiera sufrir un accidente mortal trabajando en las líneas de alta tensión. Definitivamente algo que no queremos que suceda. Por eso, dijimos que el uso de drones para fines laborales hasta era mejor para el empleado que perdía el trabajo. Bueno, también depende del atrevimiento del técnico. Pero en términos generales es mucho mejor dejarle ese trabajo a un dron.

En segundo lugar, es más económico. Cuesta mucho menos invertir en un buen dron de una vez por todas, y una que otra reparación, que tener que contratar trabajadores vez tras vez.

Otra ventaja del uso de drones, en este caso refiriéndonos en la inspección de terrenos donde se está planificando una obra grande, es la perspectiva que ofrece. Los drones son muy útiles para ayudar a determinar si es factible llevar a cabo una gran obra en esa área determinada, ya que la vista aérea del lugar que sólo nos puede ofrecer un dron, nos muestra detalles que a simple vista pasan a veces desapercibidos, como un posible deslizamiento de tierra, materiales indeseados en el terreno, mucha humedad, entre otras cosas. Algo que los arquitectos deben tener en cuenta.

También, es más seguro depender de drones como sistema de inspección por su amplia visión, añadido al hecho de que su trayecto es mucho más extenso que el de una persona, logrando capturas de imágenes desde puntos de vista exclusivos de los drones. Además, mientras tengan todavía capacidad de batería restante, no se duermen, al igual que les pasa a los humanos regularmente cuando vigilan en el turno nocturno.

Aunque también existen desventajas…

Lo bueno es que no son tan relevantes. Una de estas desventajas es, evidentemente, la avería del dron. Aunque generalmente las reparaciones y repuestos de los drones no son muy caros, puede conllevar algo de tiempo valioso. Pero no es gran cosa. Por eso, algunas compañías han empezado a utilizar este método. En general, el uso de drones para mantenimiento y/o inspección de obras industriales es muy viable.

Opina Ahora o Calla Para Siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *