Los innovadores drones en el cine

En el mundo cinematográfico, existe una lucha grande entre películas, para alcanzar la mayor fama posible, para así llegar a la mayor cantidad de personas. Se sabe que, entre más taquillera es una película, más dinero produce. Además de llevarse prestigiosos premios, como el premio Oscar.

Una buena película casi siempre contiene una buena trama, buena actuación, buenos efectos especiales y buenas tomas. Durante años, los camarógrafos fueron desarrollando diversos métodos para captar imágenes más estables, de mejor calidad. Sin embargo, la industria cinematográfica ha conseguido una nueva y mejor forma de grabar las escenas. ¿Cómo? Mediante el uso de drones profesionales, pequeñas naves no tripuladas, voladoras. Algunas de estas puedes llevar cámaras de excelente calidad. Vamos a analizar a continuación el por qué los drones profesionales son perfectos aliados para los camarógrafos.

La exclusividad de las tomas con drones

Ante todo, las tomas aéreas realizadas por drones, ofrecen una perspectiva única del entorno, proporcionándole a la escena una vista sorprendente. Simplifican la tarea de hacer tomas aéreas, que hasta hace poco implicaba que un camarógrafo se montara en un helicóptero, o algo así por el estilo. Ahora, con simplemente maniobrar un dron con un control remoto, se consiguen tomas más fáciles y seguras.

Drones con virtudes de grabación

Cabe destacar que, no sólo porque sean máquinas, significa que realicen grabaciones inestables. Hay muchos drones profesionales que poseen un gimbal, donde se coloca la cámara. ¿Qué es un gimbal? Es una base especializada estabilizadora para reducir los movimientos bruscos del dron, típicos en ambientes exteriores con viento, y así obtener imágenes extremadamente estables y videos fluidos.

La calidad de cámara depende del dron. Por otro lado, la mayoría de los drones profesionales poseen una cámara con una resolución de la mejor calidad, o semejante. Pongamos como ejemplo el dron DJI Mavic posee una cámara de 12 MP, con la capacidad de grabar videos con una sorprendente calidad ultra HD de 4K, a 30 FPS. Como complemento, viene con el gimbal estabilizador de 3 ejes, consiguiendo el resultado mencionado antes.

Los drones profesionales poseen otras características que ofrecen grabaciones de una alta calidad:

  • Una capacidad de batería con más vida útil que los demás. Esto es esencial para la grabación de películas grandes, ya que la recarga de batería retrasa mucho el trabajo, que de por sí es largo.
  • Más velocidad de vuelo. Si se piensa grabar una toma aérea de una persecución automovilística, por ejemplo, sería muy poco inteligente usar un dron que no pase de los 20 km/h. Pues esto no es un problema, pues hay un gran número de drones que poseen una velocidad máxima suficiente para estas escenas.
  • Detección automática de objetos cercanos. Suponiendo el caso de que el camarógrafo se descuide, sería muy triste perder todo el dinero invertido en el dron profesional, dado que no son para nada baratos. Pues esto tampoco es un problema, ya que una buena cantidad de drones incorporan sensores para detectar objetos que pudieran representar un peligro de colisión para el aparato. Algunos alcanzan a detectar objetos a hasta 15 metros de distancia.

Estos solo son algunos de las características, pues existen muchas más.

<h3>¿Te queda alguna duda  de que los drones profesionales son una alternativa perfecta en la industria cinematográfica?</h3>

Opina Ahora o Calla Para Siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *